Cómo eliminar plagas en la tierra gracias a la siembra tradicional (siembra convencional)

Las plagas continúan siendo uno de los factores externos que más afectan al cultivo, junto a otros agentes externos como el cambio climático, o condicionantes como la globalización y el comercio. En el caso que queremos tratar en este artículo, la propagación de plagas hay que tenerlas muy en cuenta, puesto que pueden acarrear graves problemas en la siembra y cultivo del terreno. Por tanto hay que poner en marcha una serie de acciones que ayudarán a solventar y controlar estas plagas en la tierra.

Sembradoras de siembra tradicional para el campo

En otras ocasiones ya hemos comentado las diferencias entre la siembra tradicional y la siembra directa. Unos sistemas con formas de actuar completamente distintas y que atienden a necesidades puntuales. A raíz de eso, cada una cuenta con una serie de ventajas frente a otras.

Por ejemplo, en el caso de de la siembra convencional son de gran ayuda para eliminar las plagas en la tierra, ¿por qué? Porque están preparadas para una actuación mucho más certera y preparada para remover la tierra. Este tipo de siembra convencional actúan removiendo la tierra, de este mofo se encargan de realizar surcos a diferentes profundidades, en lo que sería una primera fase de labranza. Es un trabajo más completo y que requiere de más trabajo dada su implicación directa en el suelo.

Lo que se consigue con esta labranza de varios centímetros es airear la tierra. Con esto, aparte de dotar de oxígeno y conseguir que más agua entre en el cultivo, también favorece a que todas las malas hierbas, y en definitiva, también las plagas, desaparezcan del terreno que va a ser explotado.

Consecuencias de las plagas en el cultivo

Las invasiones de plagas y especies invasoras pueden acabar con campos enteros. Por eso, aparte de métodos de actuación que ayuden a acabar con las malas hierbas, el uso de productos fitosanitarios también impedirá que los daños producidos por las plagas y malezas se propaguen por más tiempo.

Dentro de la tipología de plagas se pueden categorizar en diferentes grupos. Algunos de los más característicos son: los insectos, las plantas invasoras, babosas, hongos…