Qué es la agricultura extensiva y qué características tiene

Tal y como ya hemos comentado en otras ocasiones, son varias las formas de cultivar y labrar una tierra. En cierto sentido todo tienen un objetivo, y por eso es posible apostar por métodos más invasivos y ágiles como es la agricultura intensiva, o hacerlo de una forma más natural, aprovechando los recursos y dinámica de la propia naturaleza como es el caso de la agricultura extensiva de la que vamos a hablar hoy.

Qué es la agricultura extensiva

Podríamos definir la agricultura extensiva como la contraposición a la intensiva. Es decir, se trata de un sistema de producción del suelo que no tiene su fin en maximizar la productividad para conseguir resultados de la tierra a corto plaza, sino que se aprovechan los recursos naturales ya existentes de ese lugar para el cultivo y aprovechamiento del terreno.

Este sistema de explotación agropecuaria extensiva tiene que ver con el uso de grandes hectáreas de campo. Una vista y trabajo puesto en grandes dimensiones pero usando los recursos necesarios y trabajando conjuntamente con lo que ofrece la propia naturaleza.

Tipo de agricultura de secano

Es muy común, por tanto, que este trabajo de agricultura extensiva esté en manos de unas pocas personas que se tienen que hacer cargo de una vasta extensión con recursos limitados. De ahí que este tipo de agricultura tradicional esté atribuida y aparejada a la agricultura de secano. Una agricultura que se caracteriza por no depender enteramente del trabajo de máquinas o humano, sino del aprovechamiento del clima y recursos naturales como puede ser el agua de la lluvia o el abono animal para dotar de nutrientes a la tierra.

Algunos de los cultivos más comunes que se pueden englobar en este tipo de agricultura tradicional de aprovechamiento del terreno son: cereales, legumbres, árboles frutales u hortalizas como tomate o cebolla.

Diferencias entre agricultura extensiva e intensiva

Por tanto, sí que existen diferencias claras entre la agricultura intensiva y la extensiva. Mientras que la intensiva busca por todos los medios aprovechar cada metro cuadrado del campo poniendo todos los recursos (regadío, maquinaria, mano de obra, fitosanitarios…) a su servicio, la agricultura extensiva se centra en un aprovechamiento más natural de grandes extensiones de terreno sin que esto implique una actuación directa e invasiva de la tierra para producir más deprisa.