Qué carnet necesitas para conducir una máquina agrícola

Cualquier tractor, disponga o no de un remolque, está considerado un vehículo, por tanto está sujeto a la normativa y reglamentos tanto de las directrices de tráfico como de los procedimientos para poder conducir uno. La normativa vigente señala que para poder estar en disposición de conducir un tractor o máquina agrícola es necesario estar en posesión de un carnet, o permiso, que lo valide. ¿Qué carnet se necesita entonces?

Todo trabajador del campo necesita obligatoriamente estas máquinas y vehículos espaciales para mantener, cultivar y trabajar el campo, más aún si cuenta con grandes propiedades. Se trata además de un mercado que cada vez provee de unos modelos más potentes de tractores, unido al crecimiento, desarrollo y diseño de unos remolques y aperos más sofisticados, modernos y resistentes. Una colección de herramientas que forman parte del día a día de cualquier agricultor o ganadero. De ahí que se incida tanto en esta normativa y su aplicación.

Licencia para conducir un tractor

Actualmente es posible conducir un tractor consiguiendo la licencia de conducción LVA. ¿Qué supone disponer de ella? Es un carnet de conducir para vehículos espaciales agrícola que mantengan un peso y dimensiones ajustadas a los límites permitidos. Esto significa que no debe superar la Masa Máxima Autorizada (MMA) que se sitúa en los 3500kg, incluyendo el remolque que pudiera arrastrar el tractor.

Otra de las limitaciones impuesta guarda relación con la velocidad. Con esta licencia LVA está prohibido conducir tractores que puedan superar los 45km/h. Por otro lado, para sacarse este modelo de carnet no es necesario ser mayor de edad, ya que a partir de los 16 años se puede conseguir. Es necesario pasar un examen teórico y uno práctico, así como un control médico, como para cualquier otro examen de conducir.

Permiso de conducción tipo B

Otra de las vías predilectas para obtener los permisos para conducir un vehículo especial agrícola es la posesión de un carnet de tipo B. Este modelo es el habitual que se suele aprobar para conducir vehículos utilitarios y motos de hasta 125cc. Disponiendo de este permiso, puedes conducir un tractor y remolque cuya masa máxima autorizada no exceda los 4250 kg.