La Inteligencia Artificial se abre paso en los procesos agrícolas

La IA (Inteligencia Artifical) se está abriendo hueco en todos los sectores económicos y actividades profesionales de la actualidad. Entre ellos, la actividad agrícola, que ha visto una gran oportunidad para la mejora de la productividad durante el proceso agrario. Y es que, si la Inteligencia Artificial puede suponer un gran salto de calidad, ¿por qué no aplicar sus ventajas al sector primario? Esto es lo que desde hace un tiempo se está planteando y que tiene como resultado el desarrollo de herramientas inteligentes orientadas a una agricultura de precisión, y más actualizada.

La inclusión de estas herramientas tecnológicas e IA se está poniendo en práctica en beneficio de los productores. Principalmente con el objetivo de alcanzar una eficiencia más óptima y aprovechar al máximo los recursos disponibles –lo que también incluye una disminución de los recursos naturales-.

El futuro está aquí

Todavía los investigadores están perfeccionando los procesos y las herramientas que interactúan en estos sistemas y que están teniendo una gran acogida por parte de los agricultores. La intención es siempre primar las garantías en la actividad agraria, de ahí que todos los departamentos encargados de la investigación de estas áreas centren sus esfuerzos en conseguir una tecnología suficientemente precisa con la que poder recopilar datos, y anticipar ciertas tomas de decisiones que se tienen en cuenta a la hora de trabajar un terreno de cultivo.

Una tecnología para comprender y automatizar las decisiones y el aprendizaje, con la finalidad de conseguir respuestas para preguntas como ¿dónde plantar?, ¿cuándo? O ¿cuánto debería plantar y de qué manera?

Un aprendizaje digitalizado con el que será posible determinar algunos comportamientos tipos gracias a la inteligencia artificial y la anticipación de la tecnología para alcanzar un mayor potencial, sobre todo en cuanto a la recopilación de información. Variables como las condiciones ambientales, el suelo, el agua, y todo lo que conlleva la preparación del terreno se podrá gestionar previamente mediante programas digitales.

IA en la agricultura en Aragón

La agricultura aragonesa ya ha puesto en marcha un proyecto con la IA como gran protagonista. Se trata de un proyecto, en colaboración con Ibercaja, para una explotación más eficiente del terreno agrícola en Aragón, en base al uso y desarrollo de una agricultura inteligente.

¿En qué se basa? En un uso más eficiente y sostenible del agua, y de los momentos más precisos para sembrar o cosechar. Una información que se obtiene en tiempo real a través de un programa de análisis de datos de Microsoft.

Una modernización que tiene como objetivo principal poder ofrecer un rendimiento y productibilidad más eficiente para abarcar la gran demanda de cultivos y alimentos que se van a requerir en una decena de años.