La digitalización y modernización para atraer a la juventud a la agricultura

Uno de los puntos principales en los últimos años en lo que compete al sector primario ha sido, y es, el relevo generacional. Un cambio dentro del paradigma actual que permita que un mayor número de trabajadores jóvenes coja el testigo y entre a formar parte de las actividades agrícolas y ganaderas. Esta es una de las preocupaciones que existen, tanto en el sector, como el Gobierno, y que se está intentando solventar en base a ayudas, planes específicos y un concepto más moderno y actualizado del trabajo agrícola.

Hace tan solo unas semanas, el secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, hizo mención a los Presupuestos Generales presentados donde recalcó la apuesta por impulsar y dar mayor protagonismo tanto al papel de la mujer en la agricultura, como en facilitar el cambio generacional para ceder el paso a los más jóvenes. Se presentaron estos PGE con un ligero aumento de un 0,62% respecto al 2018, para dar un impulso al tejido socioeconómico rural. Del mismo modo, se presentaron ayudas a los jóvenes para trabajar y desarrollar la digitalización. Cuestión clave de gran prioridad y que supondrían un aumento del 77% en dichas ayudas.

Las comunidades autónomas lo tienen claro

Las comunidades autónomas españolas han querido recoger y exponer sus ayudas para plantear soluciones a este dilema generacional. En el caso de Cataluña, por ejemplo, se ha comprometido a elevar un 2% la subvención autonómica para los agricultores y jóvenes en materia de contratación de sus seguros agrarios. Por otro lado, Andalucía también destinó 30 millones más en ayudas, en su Programa de Desarrollo Rural 2014-2020. Estos son solo algunos ejemplos, pero todavía no son suficientes para abarcar todo el cambio que hay que sostener.

Viabilidad y futuro del sector agrícola

Para garantizar el desarrollo rural y su sostenibilidad es preciso hacer hincapié en las nuevas tecnologías. En cómo modernizar los regadíos y favorecer el futuro de la agricultura. Así también prima la importancia de la renovación de los equipos técnicos y maquinarias agrícolas cada vez mejor preparadas para el trabajo en el campo. Una serie de maquinarias con mayor sofisticación y que disponen de un control más exhaustivo y monitorizado, perfecto para que el segmento de población joven se incorpore a estas actividades desde un prisma más tecnológico.

Otro de los factores claves en esta modernización, tanto de equipamiento como de sistemas, es la apuesta por la agricultura ecológica y los planes de producción para potenciar este tipo de actividades agrarias. Un segmento de actuación que también recibe ayuda de parte de los planes específicos de producción agrícola ecológica, que en España cuenta cada vez más con un mayor número de asiduos a esta práctica. Hay que tener en cuenta, además, que el sector ecológico es un mercado cada vez más amplio en Europa.