Estos son los principales cultivos de España

Hasta prácticamente mediados del siglo pasado, la agricultura en España fue el eje principal sobre el que se sustentaba la economía en España. Este territorio siempre ha sido una fuente importante de cultivo. Se puede decir que somos un país agrario. Esto en parte es posible dadas las buenas condiciones atmosféricas, de luz, precipitaciones, y temperatura que han propiciado que nuestro suelo sea fértil para una gran variedad de alimentos. Pero, ¿cuáles son los alimentos que más cultivamos?

Los principales factores ventajosos para el cultivo

Existen una serie de factores que favorecen el que el terreno, y todo el entorno, sean ventajosos para poder cultivar prácticamente de todo. Lo primero en lo que hay que hacer hincapié es en el plano físico. El clima trae consigo unas 2500 horas de luz del sol, una altitud moderada y la orografía con los el agua de los ríos y las montañas son de gran ayuda.

También hay que tener en cuenta que históricamente, España se ha dedico en gran medida tanto a la agricultura como a la ganadería. Una tradición que ahora va acompañada de procesos mucho más tecnológicos y el uso de herramientas como las máquinas para cultivar o sembradoras de alta calidad y fácil manejo.

Con todo esto, los cultivos que pueden verse en España son bastante eclécticos pero destacan una serie de alimentos que son los que vamos a resaltar en esta clasificación:

Cereales

Es uno de los principales cultivos. Los más habituales son el trigo, maíz y cebada. Sobre todo se cultivan en la meseta centro española dada las condiciones climáticas necesarias.

Olivos

¿Quién no ha visto algún olivo cuando ha salido al campo? Es una estampa muy típica de España, sobre todo en el sur, pero también es visible en otras regiones del norte. El aceite de oliva español es uno de los más reconocidos y eso es en parte al cuidado y las condiciones idóneas que se consiguen aquí.

Viñedos

No se puede hacer esta selección sin hablar de los vinos. Los viñedos de la zona norte de La Rioja, Aragón o Castilla poseen una gran fama y consiguen reputados premios. La calidad de los viñedos es muy alta y es una de las identidades más prolijas de este territorio.

Frutas y hortalizas

Las zonas del mediterráneo son perfectas para el cultivo de este tipo de alimentos. Ya sean naranjas, limones, fresas del sur, o la gran variedad de hortalizas de temporada disponibles todo el año crean una gran variedad de opciones, entre ellas alguna como la patata, tomates, cebollas, alubias o verduras.