Ante los grandes retos de la agricultura del futuro

La agricultura siempre ha tenido que hacer frente a grandes retos durante toda su historia. Superar algunos de estos retos le ha permitido evolucionar de forma rápida hasta llegar a la agricultura que conocemos hoy en día.

Situación de la actividad agrícola actual

La agricultura actual se caracteriza por incorporar cada vez más la tecnología a todos sus procesos. Esto ha permitido un auge y compromiso a la hora de desarrollar maquinaria agrícola cada vez más avanzada y mejor preparada como son las sembradoras neumáticas. Aunque la tecnología ha permitido mejorar estos procesos, la agricultura se encuentra ante un futuro con grandes problemas a resolver. Para controlar y minimizar estos riesgos, se ha otorgado un gran protagonismo a la agricultura ecológica y a mecanismos y sistemas de trabajo menos invasivos.

El cambio climático

Es uno de los principales retos de la agricultura del futuro y uno de los más peligrosos. Algunos efectos del cambio climático se están viendo ya, como pueden ser las olas de calor más frecuentes o los periodos más prolongados de sequía. Estos efectos se están traduciendo en una reducción del rendimiento de los cultivos e incluso en la desaparición de parcelas de terreno cultivable. Además, hay que añadir la aparición de especies perjudiciales para algunos cultivos.

Ante este escenario, la agricultura en el futuro próximo tendrá que mejorar todavía más su eficiencia para reducir el efecto del cambio climático en sus cultivos.

Erosión del suelo

Otro problema importante al que se enfrenta la agricultura es la erosión y pérdida de la calidad del suelo. Esto puede ser algo muy preocupante en el futuro de la agricultura, ya que se traducirá en una calidad del suelo menor, haciendo muy difícil poder cultivar en condiciones óptimas. Incluso podemos hablar de la pérdida del mismo. Este problema podría verse agravado por el cambio climático, debido a que el número de lluvias se reduciría en gran medida.

Una de las principales recomendaciones para evitar la erosión de suelo es labrar la tierra con menor frecuencia, o hacerlo con arados que nos permitan hacerlo de una forma más eficiente. Otra recomendación es mantener el suelo cubierto, con el objetivo de reducir su exposición a diversos elementos como el sol o los fuertes vientos.

Sobrepoblación

El rápido crecimiento de la población se traduce en un aumento de la demanda de alimentación. La agricultura del futuro va a tener que hacer frente a una gran demanda mientras lucha con elementos que van a mermar su producción. Además, la superpoblación podría acelerar el proceso del cambio climático.

La evolución tecnológica de la agricultura

Uno de los aspectos más esperanzadores para la agricultura en el futuro son los grandes avances tecnológicos que se están desarrollando en el mercado, sobre todo en el terreno de la maquinaría agrícola. Esto nos permite tener una agricultura con procesos más eficientes, lo que nos permitirá reducir el impacto de estos problemas.